BASES AGROECOLOGICAS EN LA EVALUACION DEL POTENCIAL DE SUMIDERO DE CARBONO DE LOS SUELOS DE LA COMARCA DE LOS PEDROCHES BAJO SISTEMAS DE PRODUCCION ECOLOGICA

El cambio climático, así como sus consecuencias, es en la actualidad uno de los problemas ambientales que más ocupa el pensamiento político y la investigación mundial. Su estudio aborda diferentes formas y métodos que van desde políticas y acuerdos mundiales, como el protocolo de Kioto, hasta propuestas locales dirigidas a su mitigación y adaptación. Dentro de los factores que pueden atenuar el efecto invernadero, los suelos juegan un papel preponderante debido a su capacidad de almacenar carbono. Por lo tanto, la promoción de los suelos como sumideros de carbono de cara a reducir estos gases, avanza y es real, pero requiere profundizar en su estudio. En el campo agrícola, el secuestro de carbono que realizan los suelos está vinculado al uso, pero también al tipo e intensidad de la gestión, variando a lo largo del gradiente intensificación‐extensificación. Los sistemas extensivos, cuya productividad está vinculada al mantenimiento de ciclos cerrados de los nutrientes y por tanto de la materia orgánica de los suelos, pueden jugar un papel importante en la mitigación del cambio climático mediante el fomento de la fijación del carbono y su posterior conservación en el suelo. Sin embargo, y a pesar de los importantes avances en los últimos años, dilucidar qué prácticas son más eficientes en esta tarea en cada uso agrícola, precisa aún de una mayor atención desde el punto de vista técnico y científico.

En la tesis se evalúo el contenido de carbono orgánico de los suelos agrícolas de la comarca de los Pedroches (provincia de Córdoba, España) considerando distintos usos y bajo sistemas de agricultura ecológica y convencional. Los datos del estudio provinieron de información geo referenciada de estudios de clasificación de suelo que se solaparon con los distintos usos agrícolas y sistemas de gestión, lo que permitió la segregación de los perfiles según estos tres criterios y, por tanto, la construcción de las matrices de datos. Los usos agrícolas seleccionados fueron la dehesa, el olivar y los cultivos herbáceos, por ser los más representativos en el área de estudio, pero también en otras zonas de la cuenca del Mediterráneo dentro del mosaico actual de usos del suelo como resultado de los cambios ocurridos en el paisaje durante las últimas décadas del siglo XXI. Además, en la zona existían explotaciones agrícolas dedicadas desde hace más de 10 años a la agricultura ecológica, lo cual permitía su comparación con sistemas en gestión convencional. La estimación del contenido de carbono se ha realizado para cada horizonte y a partir de él se ha calculado el índice de estratificación, como un indicador del potencial de secuestro de carbono en los distintos usos agrícolas y en cada tipo de gestión.

Los resultados obtenidos en el estudio del carbono indican que la mayor diferencia en la acumulación de carbono, en el contenido total o “stock” y en el índice de estratificación, se relaciona con el uso agrícola y la gestión desarrollada por los agricultores, siendo mayores los valores de estas variables para los usos olivar y dehesa, ya que al ser sistemas más complejos, exhiben una mayor estratificación del carbono en el perfil del suelo. En el caso del olivar y los cultivos herbáceos se han encontrado mayores valores de contenido de carbono orgánico en las explotaciones bajo sistema de gestión ecológica, los cuales se encuentran relacionados con el efecto de propiedades intrínsecas de los suelos del Mediterráneo, conjuntamente con el efecto de la aplicación continuada durante años de prácticas agrícolas que procuran el incremento de materia orgánica en el suelo.

La tesis aborda también un estudio de percepción social con el objeto de conocer la opinión que se tiene sobre los atributos de la agricultura ecológica y su relación con la mitigación del cambio climático. El estudio de percepción se llevó a cabo a través de la realización de entrevistas en profundidad a personas vinculadas a tres sectores de la agricultura ecológica (producción, certificación y comercialización). Las entrevistas se evaluaron por el análisis de contenido, que permitió identificar una perspectiva preliminar desde cada sector.

Los resultados del estudio social arrojan propuestas vinculadas a fortalecer y promover la prestación de servicios ambientales por parte de los agricultores ecológicos y que relacionan el valor de esta gestión del suelo como potencial promotor de sumidero de carbono. Para ello, el estudio propone estrategias de compensación, ayudas por ejercicio, incentivos por precios y acuerdos por el servicio ambiental entre productor‐consumidor.

Los resultados obtenidos en la tesis pueden constituir argumentos de acciones que promuevan el valor de los sistemas de olivar, cereal y dehesas ecológicas de la comarca de los Pedroches como sumideros de carbono y como modelos de uso de la tierra que tienen posibilidades de sostenibilidad y de resiliencia al cambio climático.