Confirmadas las ayudas a la producción ecológica andaluza para 2018

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro ha confirmado públicamente que en 2018 se convocarán nuevas ayudas a la producción ecológica para herbáceos y cultivos leñosos con un presupuesto de 25 millones de euros, a los que se añaden otros 6 millones para olivar. Esto supone el rescate de los productores que en 2015 quedaron excluidos de las ayudas y un gran respiro para el sector cerealístico, que puede afrontar la próxima siembra con mayor optimismo.  

Las declaraciones han sido realizadas en un encuentro mantenido esta mañana en Baza (Granada), con representantes de Ecovalia, Apeaga y Alvelal, así como con agricultores y ganaderos ecológicos de las comarcas del Altiplano y Guadix de Granada y del Alto Almanzora y Los Vélez de Almería. Para Álvaro Barrera, presidente de Ecovalia, entidad nacional de promoción de la producción ecológica, “esta confirmación del compromiso de la Consejería de Agricultura y Pesca con el sector es una gran noticia, pues supone un alivio para los numerosos productores que iniciaron sus compromisos en 2015 y no habían contado con disponibilidad presupuestaria.” Estos podrán acceder a las mismas, incidiendo de forma especialmente positiva en zonas como el altiplano de Granada y los Vélez en Almería, ya que en los criterios de valoración de la concesión de ayudas se incorpora ahora el de desertificación. 

Asimismo, explica Barrera, “también es muy alentador para los productores de cereal ecológico, que ante esta notica pueden afrontar la siembra en los próximos días con mejores expectativas”. Desde Ecovalia felicitan al consejero por la apuesta decidida que está demostrando hacia el sector de la Producción Ecológica, el cual aporta un valor añadido a la competitividad agroalimentaria andaluza.

Durante el encuentro celebrado hoy, Rodrigo Sánchez Haro ha reconocido la labor que los productores ecológicos de las zonas citadas desarrollan en su territorio mediante proyectos que están propiciando la restauración social, económica y ambiental en zonas con especiales limitaciones naturales. En este sentido, ha resaltado que son un ejemplo de que, ante las dificultades, “la unión de esfuerzos, el conocimiento y la búsqueda de la sostenibilidad pueden contribuir a generar mayor empleo y riqueza, algo clave para evitar el despoblamiento que amenaza muchos territorios rurales de nuestro país”.

Almería y Granada son las provincias andaluzas con mayor número de operadores ecológicos, con más de 5.700 entre ambas provincias, y con el 90% de la superficie de frutos secos ecológicos entre las dos provincias (más de 47.000 hectáreas).