La asociación profesional española de la producción ecológica

Más de 600 escolares de la provincia de Jaén participan en la II edición del programa escolar ‘EducaBio’

La iniciativa, puesta en marcha por Ecovalia con la financiación de la Diputación de Jaén y la colaboración de Ecocesta, tiene como objetivo impulsar el consumo de productos ecológicos y fomentar hábitos de alimentación saludables en niños y niñas de entre 8 y 12 años. Un total de 616 alumnos, de 13 centros escolares, se han beneficiado de esta iniciativa en la provincia jiennense.

El programa escolar ‘EducaBio, por una alimentación saludable y ecológica’ se ha desarrollado en la provincia de Jaén con el propósito de ofrecer las claves para que los niños y las niñas adquieran hábitos de alimentación saludable y conozcan la importancia de los alimentos ecológicos.

Tras el éxito de la pasada edición, Ecovalia y la Diputación de Jaén, con la colaboración de Ecocesta, han vuelto a celebrar los talleres presenciales y virtuales en los 13 centros educativos inscritos en la provincia. En total han sido 23 talleres de aula y dos talleres de cocina realizados por Francisco José Picón, comercial de la empresa ecológica FresCO&Cocinado.

Además de los escolares, han participado los profesores, tutores y las familias.

El presidente de Ecovalia, Álvaro Barrera, ha señalado que “para nosotros es una satisfacción que los más pequeños, sobre todo, disfruten con estos talleres y que conozcan la importancia de una dieta saludable y ecológica. El éxito de este proyecto refleja el creciente interés de la sociedad en general por los productos ecológicos y los hábitos saludables”.

Por su parte, el diputado del área de Agricultura, Ganadería, Medio Ambiente y Cambio Climático en la Diputación de Jaén, Pedro Bruno, ha mostrado su “alegría” por la “notable participación en este programa, que encaja en la estrategia que estamos siguiendo para fomentar los productos ecológicos, de kilómetro cero y potenciar los productos de cercanía, que generan riqueza y empleo en el territorio y ayudan a preservar el medio ambiente”.

En esta línea, subraya que este programa impulsado por Ecovalia “no solo ha permitido divulgar las bondades de los excelentes productos ecológicos que se elaboran en nuestra tierra, sino que ha contribuido a que los más pequeños se familiaricen con estos productos y se conciencien de que en su cultivo se cuida el entorno y el medio ambiente en general, lo que sin duda es un plus que los consumidores tienen cada vez más en cuenta a la hora de hacer su cesta de la compra”. Al respecto, Bruno considera que “el hecho de que estos escolares conozcan mejor estos productos genera un doble beneficio, porque este colectivo es un estupendo prescriptor de hábitos en sus hogares y, a la vez, se beneficia directamente del consumo de unos alimentos perfectos para seguir una dieta saludable”.