La asociación profesional española de la producción ecológica

Ecovalia destaca la “buena salud” del sector de la producción ecológica española

La asociación profesional española de la producción ecológica asegura que el crecimiento del sector en 2020 “es un claro ejemplo de que la producción ecológica es agronómicamente productiva, económicamente rentable, medioambientalmente necesaria y una respuesta a la salud” y avalan que España “da pasos hacia los objetivos del Pacto Verde Europeo, aunque hay que acelerar la marcha”.

El avance de los datos estadísticos de 2020 presentados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación confirman la tendencia ascendente del sector de la producción ecológica, superándose ya los 2,4 millones de hectáreas, un 3,5% más que el año anterior.

En este sentido, el presidente de Ecovalia, Álvaro Barrera, destaca la “buena salud” de la que goza el sector en España. “Estamos hablando de que, a pesar de la situación de crisis generada por la COVID-19, los españoles han seguido apostando por la producción ecológica y se ha continuado el ritmo de crecimiento de los últimos años. No obstante, esta buena salud es parcial, ya que para completarla hace falta mirar al consumo, que sigue siendo bajo, le falta converger con Europa y se deben tomar medidas urgentes”.

“Seguimos aumentando nuestro porcentaje en Superficie Agraria Útil para alcanzar el 25% fijado por el Pacto Verde Europeo para 2030, pero queda aún mucha tarea por acometer, una labor en la que tienen que estar involucrados todos los agentes del sector, así como las administraciones públicas y la ciudadanía”, asegura Barrera.

En esta misma línea, Barrera añade que aunque el futuro es esperanzador, “aún está por definir. El ambicioso objetivo que se ha marcado Europa, supone que España tiene que incorporar en los próximos años unos 4.000.000 de hectáreas más a la producción ecológica e incrementar 7.500 millones de euros el consumo para llegar a un 10%. El reto es tan importante que, ahora más que nunca, tenemos que aunar fuerzas. Todos los agentes tenemos que hacer algo para cumplir con los objetivos. Esto se logrará cooperando con los demás, con una promoción del consumo, una compra pública ecológica, una apuesta decidida de las administraciones públicas y una PAC con el presupuesto necesario en el segundo pilar para mantenimiento de los productores actuales y para nuevas incorporaciones, sin exclusiones, así como tener la compatibilidad con los eco esquemas del primer pilar”.

“En cuanto al crecimiento de la industria, a pesar de ser un buen dato, se queda corto para abastecer la demanda de valor añadido que requiere la situación actual”, concluye Barrera.