ECOVALIA mantiene su actividad y todos sus servicios. La asociación seguirán funcionando de manera habitual, aunque la sede física de la entidad no tenga sus puertas abiertas. Más Info

Arrow up
Arrow down

Luces y sombras del nuevo Reglamento de Producción Ecológica

El Acto Base del nuevo Reglamento Europeo de Producción Ecológica ya ha visto la luz de forma oficial, aunque será aplicable a partir del 1 de enero de 2021. Antes tienen que concretarse muchos aspectos en los Actos Delegados y de Ejecución, en los que esperamos se resuelvan algunas situaciones conflictivas que plantea la nueva normativa.

Tras la aprobación del texto definitivo el pasado 30 de mayo, se ha publicado el nuevo Reglamento (UE) 2018/848 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre Producción Ecológica y Etiquetado de los productos ecológicos, y por el que se deroga el Reglamento (CE) 834/2007.

El nuevo Reglamento Europeo trae consigo algunos avances para la producción ecológica, como la puerta que se abre al uso de semillas locales o la inclusión de algunos productos que hasta ahora sólo podían aspirar a una certificación bajo norma privada (la sal, los insectos para el consumo humano…) o que no estaban claramente identificados en el alcance de la normativa (cera de abejas, corcho, lana…). Además, este nuevo texto refuerza la idea del cultivo ligado al suelo, incluyéndolo como base de su desarrollo.

Por otra parte, aunque inicialmente no estaba contemplado en el borrador del Reglamento, desde Ecovalia consideramos un acierto que finalmente se permitan las explotaciones mixtas, en las que un pequeño agricultor ecológico, por ejemplo, que vende sus productos vegetales certificados podrá mantener sin certificar sus animales destinados al autoconsumo.  

Sin embargo, la nueva normativa plantea algunos aspectos conflictivos, cuyo peso específico dependerá en buena medida del tratamiento que se les dé en los Actos Delegados y Actos de Ejecución, que se desarrollarán en estos próximos años y que dependen de la Comisión Europea y de los Estados Miembros, respectivamente.

Durante este periodo, esperamos que se complete la legislación con el enfoque correcto, para que cumpla con los retos del sector ecológico, manteniendo el nivel de seguridad del actual Reglamento y el valor añadido que diferencia a los productos ecológicos, y mejorando la armonización de criterios de control, algo especialmente relevante para los productores de España, donde las autoridades competentes presentan mayores exigencias en esta materia, lo que implica una desigualdad de condiciones y una desventaja competitiva frente a importaciones de países terceros, principalmente, y de otros países europeos.

Otro aspecto destacable es que con la entrada en vigor de la nueva normativa será obligatorio que los productos para la alimentación animal provengan de la misma región en donde se encuentra el ganado. Si bien se trata de una cuestión deseable, totalmente acorde con los principios de la producción ecológica, esta medida podría provocar el fracaso de muchos proyectos incipientes en zonas donde la ganadería eco no está aún lo suficientemente desarrollada.

La Comisión Europea y los Estados Miembros deberán estar a la altura de las circunstancias en el trabajo pendiente de desarrollar hasta la puesta en marcha de la nueva regulación para mantener las garantías actuales que ofrecen los productos ecológicos. Ecovalia, como entidad de referencia, continuará trasladando la voz del sector ecológico español a las instituciones europeas y españolas implicadas en la elaboración del resto de la normativa que aún está por desarrollar.

 

Texto completo del nuevo Reglamento