Concentración con motivo de la Huelga Mundial por el Clima

Ecovalia se suma a las más de 300 organizaciones nacionales que apoyan la Huelga Mundial por el Clima. Por ello, ha realizado una concentración de 4 minutos 15 segundos a las puertas de la sede de la asociación nacional en Sevilla. Allí se ha procedido a la lectura del manifiesto que puede consultar a continuación.

 

Los recientes informes sobre el estado de la biodiversidad del IPBES (Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos) y sobre el calentamiento global de 1,5ºC del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos del Cambio Climático) alertan de un rumbo que lleva al deterioro de un gran número de ecosistemas, tanto terrestres como marinos, así como a la extinción de 1 millón de especies que se encuentran gravemente amenazadas por la actividad humana.

Una crisis climática que es consecuencia de un modelo de producción y consumo que ha demostrado ser inapropiado para satisfacer las necesidades de muchas personas, que pone en riesgo nuestra supervivencia e impacta de manera injusta especialmente en las poblaciones más pobres y vulnerables del mundo. Por eso nosotros, desde Ecovalia, planteamos la producción ecológica como el único modelo de producción que puede hacer frente al cambio climático.

La contundencia de los datos señala cómo las regiones mediterráneas son de las más vulnerables al cambio climático, de forma que no limitar la temperatura global en 1,5ºC será una factura demasiado cara para las generaciones presentes y futuras. Tenemos un compromiso que afrontar porque el futuro está en nuestras manos.

Según el informe técnico ‘Producción ecológica mediterránea y cambio climático’, que editamos en 2018, la producción ecológica es el sistema más apropiado de producción porque utiliza prácticas que ayudan a mitigar los efectos del cambio climático. Una de las principales causas del cambio que estamos experimentando se debe a las emisiones de gases efecto invernadero y los cultivos ecológicos reducen más la huella de carbono que los convencionales.

Con el apoyo a esta Huelga, Ecovalia se suma a más de 300 organizaciones que piden que en la nueva etapa política se declare, de forma inmediata, la emergencia climática y se tomen las medidas concretas necesarias para reducir rápidamente las emisiones de gases de efecto invernadero. Evitar que la temperatura global se eleve por encima de 1,5 °C debe ser una prioridad de la humanidad.

Lograr estos objetivos requiere necesariamente de:

Verdad. Asumir la urgencia de la situación actual admitiendo el diagnóstico, indicaciones y sendas de reducción reflejadas en el último informe sobre 1,5ºC avalado por la comunidad científica.

Compromiso. Declarar la emergencia climática a través de asumir compromisos políticos reales y vinculantes, mucho más ambiciosos que los actuales, con la consiguiente asignación de recursos para hacer frente a esta crisis.

Acción. Apostar por una energía 100 % renovable y reducir de manera urgente y prioritaria a cero las emisiones netas de carbono lo antes posible.

Solidaridad. El deterioro ambiental de las condiciones de vida se sufre de forma desigual en función de la clase social, el sexo, la procedencia, o las capacidades. Defendemos que la transición ha de enfrentar estas jerarquías y defender y reconocer de forma especial a la población más vulnerable.

En defensa del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo, Ecovalia invita a la ciudadanía y al resto de actores sociales a secundar esta convocatoria y a sumarse a las distintas manifestaciones que se sucederán hoy viernes 27 de septiembre.

A continuación, procederemos a realizar una concentración simbólica, de 4 minutos y 15 segundos, que sirva de reflexión en torno a la gran señal de alarma que supuso alcanzar el pasado mes de abril una concentración de partículas de dióxido de carbono en la atmósfera de 415 ppm (partes por millón) -de ahí el tiempo establecido-, nivel que no se registraba desde hacía tres millones de años. Y, con esta concentración, daremos por concluido nuestro acto.